La familia

  

Fue en su familia donde se formó la urdimbre básica del joven que lo estructuró de una determinada manera, y es con ella que debe desandar caminos mal transitados, o transitar caminos aún no recorridos.

Por esto el trabajo con las familias es un capítulo necesario en el proceso que el joven emprende al ingresar a la comunidad.

Los familiares, aunque a menudo tengan resistencias y negaciones, en el fondo desean tramitar culpas, elaborar sensaciones de fracaso y sentir que son verdaderamente una familia. Este es el grupo de pertenencia fundamental del joven, que de una u otra forma es el que permanecerá más allá de eventuales rupturas y abandonos. Por eso apostamos a optimizar, rehacer o inaugurar vínculos familiares profundos y satisfactorios.

 

El joven que no establece un vínculo bueno con su familia y va perdiendo toda relación con ella tiende a “institucionalizarse” como forma de vida y no puede proyectarse a su vez en una vida familiar y de trabajo. Aprende las reglas de las instituciones y se maneja en ellas con gran soltura, pero cuando vuelve a la vida cotidiana no puede integrarse y entra en crisis.

Por este motivo le dedicamos mucho tiempo y energías al trabajo con las familias (realizando los grupos multifamiliares, encuentros de cada familia con el joven, encuentros familiares de juego y celebración de la vida, etc.) con la finalidad de fortalecer el grupo de pertenencia, generar un clima de comunicación y afecto, en situaciones diferentes a las conocidas.

Logo Facebook

 Prevención y capacitación

Asesoramiento individual, familiar, grupos, instituciones

Talleres de prevención

Orientación para adolescentes, jóvenes, adultos, padres y docentes